La tristeza no es una depresión

Coaching psicosocial: La tristeza no es una depresión

Coaching psicosocial: La tristeza nos quiere transmitir ”Estas cansada/o”, “necesitas ayuda” o “necesitas una solución”.

La tristeza no es una depresión

La tristeza es una emoción biológica, primaria cuya función es desconectarnos por un tiempo para descansar o pensar.Un stop obligatorio que nos hace andar en cámara lenta por unos días o algunas pocas semanas, pero nada más. Es una manera de conservar energía, pedir ayuda y/o resolver problemas.

Cuando llega, simplemente hay que darle la bienvenida y escuchar el mensaje que nos quiere transmitir: ”Estas cansada/o”, “necesitas ayuda” o “necesitas una solución”.

La tristeza no es una depresiónLa depresión es otro cantar. Aquí no hay nada que aprender. No nos aporta nada, sólo malestar o incluso un trastorno crónico. Forma parte de la condición humana. Los animales se entristecen pero no se deprimen.

La depresión se diferencia de la tristeza en varios aspectos:

  1. Uno de los síntomas de la depresión es la baja autoestima; en la tristeza, el sujeto sigue queriéndose a sí mismo.
  2. En la depresión hay un claro sentido de autodestrucción; en la tristeza, no.
  3. La persona con depresión se aísla afectivamente; la persona triste permanece afectivamente conectada.
  4. En el individuo depresivo, la bajada del estado de ánimo perturba todas las áreas; en la tristeza aunque el rendimiento disminuye un poco, el sujeto es capaz de desempeñarse de una manera relativamente aceptable.
  5. La depresión dura meses, mientras que la tristeza no suele pasar de una o dos semanas.

A la tristeza hay que dejarla en paz para que haga su trabajo; a la depresión hay que sacarla a la fuerza.

Como dice Walter Riso, doctor en psicología. La depresión es el luto de la mente. La tristeza es un tirón de orejas para seguir viviendo, un aviso, un refugio para encontrarte a ti mismo y cargar gasolina.